27 de noviembre de 2018

LA FUERZA

LA RIQUEZAS DE LAS RIQUEZAS

LA DULZURA Y LA GENEROSIDAD DE LA FUERZA


Teniendo un espíritu, una conciencia y un destino, el hombre es rico de sí mismo, este conocimiento, al que puede acceder en lo que le concierne, le autoriza a ser dueño de sí y su destino.

A partir de ahí, puede elegir entre intervenir de una manera activa y enérgica en el mundo exterior, para modelar el mundo a su imagen o según su deseo, y adoptar una actitud receptiva, dulce, comprensiva, explotando así su fuerza y su riqueza interior, para no ser nunca más la víctima de los cambios incesantes, ilusorios e inmutables, resultado de la Rueda de la Vida.

La ley causa efecto, donde las mismas causas, producen siempre los mismos efectos de forma fatal.

Está, pues, en condiciones de omitir esa fatalidad y convertirse en dueñ@ de su destino, gracias a la riqueza de las riquezas que lleva consigo, es decir, la Fuerza del Amor.

Aprendiendo las lecciones derivadas de los acontecimientos y sus consecuencias, que evolucionan, cambian, vuelven según los ciclos y ritmos relativamente inmutables.

No es gracias a la fuerza física ni a la violencia cómo dominamos los acontecimientos, las circunstancias de nuestra vida y nuestro destino, sino gracias a la firmeza interior.

Esta lámina simboliza, pues, la intensidad física, el poder del Espíritu, la firmeza moral, la energía controlada, la conciencia activa dominada y, mejor  aún, la Fuerza del Amor y del Alma.

Al haber medido dicha fuerza, el Loco (Nosotros) puede, a partir de ahora, quedarse en el Umbral de la siguiente puerta.

Moises Esteve










Técnico Superior en Parapsicologia y Dinámica Mental






No hay comentarios:

Publicar un comentario

Gracias por participar en esta página.